mar. Oct 4th, 2022
Diferencias entre crédito de nómina y crédito personal | Zentric

En México, las instituciones bancarias ofrecen diferentes tipos de créditos (préstamos), pero de todos ellos destacan dos principales: el crédito personal y el crédito de nómina.

Por supuesto, el objetivo de ambos es que el dinero lo puedas usar en lo que más te convenga o en un objetivo específico, pero tienen algunas diferencias que veremos a continuación.

Diferencia entre el crédito personal y crédito de nómina

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) define ambos créditos de la siguiente forma:

Crédito personal

El crédito personal es aquel en el que la institución financiera presta una cantidad de dinero a una persona a cambio de que se comprometa a pagarla con los intereses que se generen y en un tiempo determinado.

Crédito de nómina

El crédito de nómina es muy parecido al crédito personal, con la gran diferencia de que éste se descuenta directamente de tu cuenta de nómina. 

Este crédito se contrata por medio de la institución financiera que tiene abierta la cuenta del trabajador o empleado, por lo que los pagos se descuentan directa y automáticamente de su sueldo.

Esto quiere decir que si, por ejemplo, solicitas un crédito por $12,000 pesos en un plazo de 6 meses, se descontarán automáticamente $2,000 pesos mensuales de tu cuenta de nómina.

Por supuesto, si lo piensas, podría ser más fácil tratar con un crédito de nómina, porque no tienes que preocuparte ni estresarte por las fechas de pago, ni por el traslado al banco para realizarlo.

Así evitas retrasos en los pagos y hasta malas notas en tu historial crediticio.

Crédito de nómina y personal | Zentric
Ahora puedes solicitar tu crédito de nómina desde la app de tu banco (Foto: Unsplash)

¿Qué necesito para obtener un crédito?

Naturalmente, para los dos tipos de crédito, contar con un buen historial crediticio y tener capacidad de pago son requisitos indispensables.

Y para el de nómina, además, es necesario que tengas:

  • Al menos tres meses laborando en tu empleo actual.
  • Poder comprobar ingresos mensuales (la institución financiera fija el mínimo que debes percibir para acceder al crédito, pero en muchos casos se solicita tener un ingreso mensual mínimo de $2,000 pesos).
  • Haber recibido el pago de tu nómina durante al menos un mes.

Es importante que, antes de decidir entre un crédito de nómina y uno personal, compares entre las distintas instituciones financieras que ofrecen estos servicios.

Esto lo puedes hacer fácilmente con la herramienta comparativa de crédito personal y de nómina de la CONDUSEF. Puedes consultarla en el siguiente enlace:

https://phpapps.condusef.gob.mx/condusef_personalnomina/

¿Qué debo considerar antes de solicitar un crédito de nómina o personal?

Definitivamente hay varios aspectos importantes que hay que tomar en cuenta antes de solicitar un crédito. Aquí te damos algunas recomendaciones para ayudarte a tener total claridad de sus implicaciones:

  • Checa el pago total, el Costo Anual Total (CAT), la tasa de interés, las comisiones y el costo de los seguros.
  • Elige uno a tasa fija, así aseguras que el importe a pagar será siempre el mismo y evitas sorpresas.
  • Asegúrate que el plazo que te ofrecen está dentro de tus posibilidades de pago.
  • Revisa y ten presente las penalidades en caso de que te llegaras a atrasar en los pagos.
  • Verifica que la institución cuente con registro en la CONDUSEF, SIPRES, la
  • Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Los créditos pueden ayudarnos a cumplir objetivos o hasta a salir de alguna emergencia. Además, si los usas responsablemente, te ayudarán a construir un mejor historial crediticio, lo que significaría tener acceso a nuevos y mejores créditos para el futuro.

Cuéntanos, ¿has pedido algún crédito, cuál ha sido tu experiencia?

¡Hasta la próxima!

Fuentes:

https://www.hoydinero.com/creditos/Credito-Personal-o-de-nomina-Conoce-cuales-son-sus-diferencias-20220401-0011.html

https://www.gob.mx/condusef/

https://www.forbes.com.mx/