Inicio Hacks Laborales Mitos de la nómina presenta: El Mito del 30.4

Mitos de la nómina presenta: El Mito del 30.4

1911
0
Mitos de la nómina: Mito del 30.4 - Zentric
Foto: Freepik ¿Has escuchado o calculado la nómina con el famoso 30.4? Puede ser que tus nóminas estén mal calculadas. Aquí te contamos el mito de la nómina

Hay conceptos, fenómenos, ideas, manifestaciones, etc. que de pronto aparecen, se aceptan y se masifican generando un halo de misticismo alrededor de los mismos.

Y parece que son ciertos, reales, verídicos, pero cuando son analizados con mayor rigor, terminan no siendo lo que prometían ser, invalidando las teorías de algunos que aseguraban que eran verdad, o al menos eso se creía.

No vengo a hablar de anécdotas paranormales, más bien, de ideas y conceptos muy usados en el mundo de las nóminas.

He encontrado frecuentemente a personas dedicadas al cálculo de nóminas que tienen la creencia de que esos conceptos son “la neta” a la hora de realizar los cálculos de las nóminas, pero al analizarlos, he comprobado que no son totalmente ciertos, ni están respaldados por un fundamento legal, por eso les he llamado los “mitos de las nóminas”.

El primer mito del que voy a hablar, es un número muy usado en las nóminas y es el famoso “30.4”

¿Alguna vez has usado este número en el cálculo de nóminas?

Pues qué crees, que si lo usas indiscriminadamente puede ser que estés calculando mal tus nóminas.

En México es muy común que los salarios se definan por unidad de tiempo y la unidad de tiempo más utilizada es el mes.

Por todos lados vemos salarios mensuales: ofertas de empleo, contratos laborales, paquetes de prestaciones, hasta en nuestra mente sabemos cuánto ganamos mensualmente, no por día, sino al mes.

Hasta ahí está todo bien, es normal y nada raro, pero cuando tenemos que calcular la nómina, de cualquier periodicidad, es imperativo obtener la cuota diaria de ese salario y es ahí cuando mucha gente usa el famoso “30.4”.

¿De dónde sale el “30.4”? 

La forma en cómo hemos delimitado el tiempo, desde épocas ancestrales, es apoyándonos en los astros, y el más usado ha sido el Sol.

Esta estrella ha marcado los tiempos humanos siendo muy usual tener períodos de tiempo ligados al “astro rey” (años, días, horas, etc.), pues bien, a pesar de ser tan importante y de mucha ayuda, resulta que no es tan preciso a la hora de fijar el tiempo que usamos en los cálculos de nóminas.

Un año calendario dura 365 días, 5 horas, 45 minutos y 46 segundos (https://www.bbc.com/mundo/noticias-41943066), esta duración es complicada cuando queremos tener una estandarización de los salarios.

El año lo partimos en 12 periodos llamados meses, los meses se conforman de días, pero sabemos que no tienen una duración igual y cuando estamos calculando las nóminas, esas variaciones nos complican los cálculos, por tal razón, tratamos de fijar períodos idénticos para que en cada nómina se pague la misma cantidad de salarios.

Convencionalmente, todos los años tendrán 12 meses y, para que en todos los meses nos dé la misma cantidad de días, es que dividimos los 365 días del año (redondeado) entre 12, dándonos como resultado el famoso 30.4 (De hecho, hay quienes toman más decimales porque el resultado extendido es 30.416666666 hasta el infinito).

Bueno, hasta aquí todo lógico y nada cuestionable, pero ¿cuál es mito detrás del “30.4”? Estas son mis razones.

El mito detrás del 30.4

El dato más importante de la nómina es el salario diario y frecuentemente no lo tenemos directo desde el contrato porque ahí se estila fijarlo por períodos mensuales, entonces debemos partir de un salario mensual y convertirlo a salario diario ¿cómo se hace este cálculo?

Aquí viene lo interesante, tenemos que dividir la cantidad de salario mensual entre los días del mes, pero los meses tienen diferente cantidad de días, por lo tanto, complicaría mucho estarlo dividiendo entre 28, 29, 30 ó 31 según el mes en el que estemos calculando la nómina.

Para tener un salario diario fijo, muchos dividen el monto del salario mensual entre 30.4, de esta forma tienen un dato casi exacto (recuerden que el año no dura 365 días, sino que hay una fracción de horas, minutos y segundos que son la razón de existencia de los años de 366 días llamados bisiestos), pero que matemáticamente encaja muy bien en los años de 365 días.

El problema de usar el 30.4 como divisor para obtener el salario diario, es que obtendremos un importe de salario diario que va en contra de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social.

En el artículo 89, tercer párrafo, de la Ley Federal del Trabajo encontramos la única fórmula en dicha ley para obtener el salario diario cuando este se fijó para períodos semanal o mensual.

Si bien es cierto que dicho artículo aplica para el cálculo del salario diario integrado usado para determinar indemnizaciones laborales, al no tener otro artículo que nos indique cómo obtener la cuota diaria para calcular las nóminas ordinarias, lo tomamos de manera supletoria aplicando esa base a cualquier cálculo de nóminas.

A continuación, transcribo dicho párrafo:

“Artículo 89.- …

Cuando el salario se fije por semana o por mes, se dividirá entre siete o entre treinta, según el caso, para determinar el salario diario.”

Aquí no aparece el 30.4, la ley indica 30 cerrado, sin decimales.

Si volteamos a revisar la Ley del Seguro Social, encontramos que está alineada con la Ley Federal del Trabajo, porque presenta exactamente el mismo procedimiento, observemos:

“Artículo 29. …

I. …

II. Para fijar el salario diarioen caso de que se pague por semana, quincena o mes, se dividirá la remuneración correspondiente entre siete, quince o treinta respectivamente. Análogo procedimiento será empleado cuando el salario se fije por períodos distintos a los señalados, …

Otra vez podemos observar que no se menciona el 30.4, de hecho, si revisamos por completo estas dos leyes, jamás encontraremos un 30.4 por ahí, por lo tanto, si ambas normas jurídicas nos indican que para obtener el salario por día se debe usar como divisor el 30, cuando alguien usa 30.4 ya no está cumpliendo con la Ley.

Pero eso no es todo, el mayor problema al usar como divisor el 30.4 es que toda esa nómina va a estar mal calculada, porque el salario resultante es un salario diario menor al que se debe pagar, que se obtiene al aplicar como divisor el número 30.

Veamos un ejemplo:


la Ley
el Mito
Salario mensual$9,000.00
$9,000.00
Divisor30
30.4
Salario diario$300.00
$296.05

Como se puede observar, el salario diario obtenido al usar el 30.4 es menor al que resulta de aplicar lo dispuesto en ley, y esto representa jurídicamente que se está pagando menos salario de lo pactado en contrato.

El efecto de pagar menos salario de lo acordado en la relación laboral es el mismo que si se despidiera injustificadamente al trabajador (Artículo 51, fracción IV, LFT), además es motivo de imposición de una multa en caso de una inspección laboral (Art. 1000 LFT).

Por lo anterior, aplicar el divisor 30.4 para obtener el salario diario, puede ser muy común, exacto, intuitivo y demás virtudes que fascinan a muchos noministas para usarlo, pero es contrario a la Ley y acarrea consecuencias onerosas, por eso ¡nunca lo usen!

No olvides que para recibir más consejos, guías, noticias y mitos, debes suscribirte a nuestro blog.

¡Hasta la próxima!

Please follow and like us:
Artículo anterior¿El SAT puede perdonar multas? Éstas son algunas de ellas
Artículo siguiente5 Sitios Web de IA para mejorar tu trabajo y pasar el rato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí